El futuro global de los viajes en la era del coronavirus

El futuro global de los viajes en la era del coronavirus
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Puede que no sepamos mucho sobre cuándo será seguro volver a viajar internacionalmente o cuánto tiempo después de eso los países comenzarán a levantar las restricciones de viaje. Lo que sí sabemos es que los viajes serán, en esencia, diferentes en el lugar de destino.

Puede que no sepamos mucho sobre cuándo será seguro volver a viajar internacionalmente o cuánto tiempo después de eso los países comenzarán a levantar las restricciones de viaje. Lo que sí sabemos es que los viajes serán, en esencia, diferentes en el lugar de destino.

Las aerolíneas, los aeropuertos, los cruceros y los hoteles deberán desarrollar y adherir a nuevas pautas sobre distanciamiento social, limpieza y servicio de alimentos. Será esencial la transparencia, que no ha sido la mejor característica de la industria: piense en las pólizas de seguro de viaje ineficaces y las reglas crípticas de protección de pasajeros. Y las compañías necesitarán cambiar los precios para acomodar a menos pasajeros a la vez, lo que podría hacer que sus vacaciones de verano sean una propuesta costosa, si es que eso llega a suceder.

De acuerdo con los institutos nacionales de salud, simplemente planear un viaje futuro puede provocar una alegría inconmensurable. Y si nos aventuramos y ahondamos más, podemos recordar el poder de los viajes, no solo para generar miles de millones de dólares cada día, sino también para apoyar los negocios de nuestro vecindario, forjar conexiones interculturales y acercarnos a aquellos que amamos.

¿Por qué es tan importante?

El impacto de la industria de los viajes, que representa el 10 % de la economía global, puede llegar a los rincones más remotos del mundo. Cada vez que una persona realiza un viaje, desencadena un efecto dominó de consumo que dirige dólares a aerolíneas, hoteleros, dueños de restaurantes, taxistas, artesanos, guías turísticos y comerciantes, por nombrar algunos. En total, la industria del turismo brinda empleo a 300 millones de personas. Especialmente en los países en desarrollo, estos trabajos pueden ofrecer vías para salir de la pobreza y oportunidades para la preservación cultural.

La pandemia ha puesto en riesgo un tercio de todos los empleos turísticos, y las aerolíneas de todo el mundo han indicado que necesitan hasta US$200.000 millones en rescates.

A pesar de que los países han comenzado a levantar las medidas de confinamiento y reabrir cautelosamente el turismo a los visitantes nacionales (y a veces regionales), la industria de US$1,7 billones proyecta pérdidas anuales de hasta un 80 %, según un informe del mes de julio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. Esto podría dispararse exponencialmente mientras más persista el impacto de los viajes de placer.

Cualquier mejora en este sector sería mayúscula. De acuerdo con datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, cada aumento del 1 % en las llegadas internacionales agregará US$7.230 millones al producto interno bruto acumulado mundial. Sin embargo, mover esa aguja ha resultado prácticamente imposible, ya que los temores de una segunda ola viral amenazan con desbaratar el avance logrado en casi todos los continentes.

Cuando el mundo todavía sigue refugiado, ¿qué pueden hacer las personas encerradas para aliviar el pesar de la cuarentena y reavivar este vital sector de la economía? ¿Y cómo está evolucionando la industria de viajes para mitigar las preocupaciones reales de los visitantes con fobia a los aviones y a los gérmenes? Esas son preguntas que nos afectan a todos, ya sea que tengamos ganas de volver al trabajo o simplemente de salir.

Fuente: https://www.elespectador.com/noticias/economia/el-futuro-global-de-los-viajes-en-la-era-del-coronavirus/

 

Visitas

Desarrollado por COLOMBIA PICTURE casa productora. www.colombiapicture.co

Todos los derechos reservados 2020.